News Release - La Más Reciente Encuesta Trimestral Nacional de Vivienda de Fannie Mae Demuestra Cambios Claves Sobre las Actitudes de los Estadounidenses Hacia la Vivienda y la Economía a Través del Ultimo Año | Fannie Mae

PrintEmail
News Release

February 28, 2011

La Más Reciente Encuesta Trimestral Nacional de Vivienda de Fannie Mae Demuestra Cambios Claves Sobre las Actitudes de los Estadounidenses Hacia la Vivienda y la Economía a Través del Ultimo Año

La Mayoría Cree Que los Precios de las Viviendas se Mantendrán Firmes en el 2011, Sin Embargo un Mayor Número de Personas no Confían En la Recuperación Económica del País

Otto Schulz

202-752-7547

En Comparación a Otros Estadounidenses, la Generación Y, los Hispanos, y Afroamericanos Tienden a Ser Más Positivos en Cuanto al Anhelo de Ser Propietario de Vivienda

WASHINGTON, D.C. – 28 de febrero, 2011 – La más reciente encuesta nacional de vivienda de Fannie Mae demuestra que los estadounidenses tienen más confianza en la estabilidad de los precios de vivienda que la que tenían al principio del 2010, aunque no confían en la recuperación de la economía.

  • Setenta y ocho por ciento de los encuestados creen que los precios de las viviendas se mantendrán firmes o subirán en los próximos doce meses, a diferencia del 73 por ciento en enero del 2010;
  • Pero casi dos tercios todavía creen que la economía va por mal camino, casi sin cambio (61%) desde el principio del año pasado.

La encuesta trimestral nacional de vivienda de Fannie Mae, sondeó a propietarios e inquilinos entre octubre del 2010 y diciembre del 2010 para evaluar su confianza en la propiedad de vivienda como una inversión, el estado actual de las finanzas del hogar, puntos de vista sobre el sistema de financiación de la vivienda en el país, y la confianza general en la economía.

"En el transcurso del último año, hemos adquirido una visión más profunda sobre la confianza de los estadounidenses en la fortaleza del mercado de viviendas y la recuperación económica," dijo Doug Duncan, Vicepresidente y Economista Principal de Fannie Mae.

"Más estadounidenses creen que los precios de las viviendas se mantendrán estables durante el próximo año. También estamos viendo señales alentadoras en las actitudes positivas hacia la condición de ser dueño de vivienda entre los jóvenes estadounidenses a pesar de las graves consecuencias de la crisis de vivienda en la Generación Y. Pero, la mayoría de los encuestados en nuestro estudio tienen una falta de confianza en la fortaleza de la recuperación económica, y son menos optimistas sobre su capacidad para comprar una casa en los próximos años. Esta sensación de incertidumbre pesa sobre la recuperación actual del sector vivienda y las expectativas para el futuro."

Otros Puntos del Estudio que Destacan

Los estadounidenses más jóvenes, los hispanos, y los afroamericanos son generalmente más positivos acerca de ser dueños de una vivienda que la población en general. Cincuenta y nueve por ciento de los pertenecientes a la Generación Y (18-34 en edad) creen que el comprar una casa tiene mucho potencial como inversión, aunque este grupo sufrió la caída más pronunciada en la tasa de propietarios de vivienda durante la crisis de vivienda – desde casi cuarenta y cuatro por ciento cuando el precio de las viviendas alcanzo su punto máximo, a menos de cuarenta por ciento en el 2009.

Más de un tercio de los hispanos (34%) y los afroamericanos (35%) dicen que compraran una casa en los próximos tres años, comparado con solo uno de cada cuatro (23%) del resto de los estadounidenses.

En enero del 2010, un 70 por ciento de estadounidenses creían que comprar una casa era una inversión segura. En el transcurso del año, ese porcentaje disminuyó a 64 por ciento, un fuerte descenso desde diciembre del 2003, cuando en una encuesta similar el 83 por ciento de la población en general pensaba que comprar una casa era una inversión segura.

En el transcurso del 2010, los encuestados expresaron una convicción cada vez más firme de que será más difícil para las generaciones futuras el obtener una hipoteca. Tres cuartos de los encuestados (74%) creen que será más difícil obtener una hipoteca en el futuro, en comparación con un poco más de dos tercios al principio del 2010.

Uno de cada tres prestatarios morosos todavía dicen que han considerado dejar de pagar su hipoteca. Sin embargo, ese número se redujo de 39 por ciento al comienzo del año a 31 por ciento en el cuarto trimestre. El número de prestatarios morosos que dicen haber considerado seriamente el dejar de pagar sus hipotecas, también se ha reducido, de 25 por ciento en enero del 2010 a 19 por ciento.

Para obtener información más detallada de la encuesta, haga clic aquí.

Metodología de la Encuesta

Entre el 15 de octubre de 2010 y el 20 de diciembre de 2010 se realizaron 3,407 entrevistas telefónicas a estadounidenses mayores de 18 años, a fin de evaluar su confianza en la propiedad de vivienda como una inversión, el estado actual de las finanzas de la unidad familiar, puntos de vista sobre el sistema de financiación de la vivienda en EE.UU., y su confianza general en la economía.

Esto incluye una muestra aleatoria de 3,004 miembros de la población general, que incluye 751 propietarios de vivienda, 1,232 deudores hipotecarios, 871 inquilinos. De los 1,232 deudores hipotecarios, 313 se identificaron como deudores sin respaldo financiero (aquellas personas que informaron tener una deuda hipotecaria por una cifra, como mínimo, 5% mayor que el valor de su vivienda). El margen de error global para la muestra de población general es +/-1.79% y mayor para los subgrupos.

También se sondeó una sobremuestra adicional de 403 deudores morosos a nivel nacional y al azar. El margen de error para la sobremuestra de deudores morosos es +/-4.88 % y mayor para los subgrupos. Se consideró que un deudor era moroso cuando no había efectuado un pago de la hipoteca en los últimos 60 días o más.

Penn Schoen Berland realizó las entrevistas en coordinación con Fannie Mae.

El propósito de Fannie Mae es expandir las viviendas económicas y aportar capital global a las comunidades locales, a fin de trabajar al servicio del mercado de viviendas de los EE. UU. Fannie Mae tiene un estatuto federal y opera en el mercado hipotecario secundario de los Estados Unidos para mejorar la liquidez del mercado hipotecario proporcionando fondos a los banqueros hipotecarios y a otros prestadores, para que estos puedan otorgar préstamos a los compradores de viviendas. Nuestro trabajo es ayudar a aquellos que proporcionan viviendas en los Estados Unidos.